3 sep. 2011

Cómo conociste a (Vol. 7)

Pink Floyd? Bueno, a Floyd lo conocí de chico (otra más que conocí en esos años). Recuerdo estar en la primaria, en plena época de enamoramiento beatle y hendrixeano (?), algo así como a los siete u ocho años. Una noche de verano, mientras jugaba con mi Family Game tenía problemas con mi radio en la que solía escuchar la Heavy Rock and Pop con el Ruso Verea y Alejandro Nagy. No lo escuchaba por el metal que pasaban sino porque por alguna razón el Ruso siempre me cayó bien (ni hablar de Nagy). La radio no andaba, no agarraba bien. Era negrita, chiquita y de poco alcance imagino. Al ver que no mejoraba la cosa cambié el dial y llegué a otra radio, ni me acuerdo cuál y ahí estaba sonando...



The Great Gig In The Sky

Me enamoré inmediatamente, un niñito de apenas segundo o tercer grado siendo impactado por semejante cosa. Está bien, ya estaba acostumbrado a los golpes de ese tipo pero eso fue increible, aun escucho esa canción y recuerdo esa noche.

A partir de entonces comencé a interiorizarme con la banda y a conocerla. Su historia, Syd Barrett, sus discos, su magia, todo entró muy rápido. Tengo épocas con Floyd. Hay situaciones en las que A Piper at the Gates of Dawn suena todo el tiempo, otras en las que pongo P.U.L.S.E., otras en las que suena The Wall, The Dark Side of The Moon o Wish You Were Here, pero siempre, siempre suena Meddle, no se qué tiene ese disco, al día de hoy me atrapa como si fuese la primera vez.

Está claro que este post viene a colación por la fiebre que despertó Roger Waters con el show de The Wall que va a hacer yanosecuántasveces. Alguien a quien ya vi pero no estaría mal volver a verlo. Ojalá algún día Gilmour quiera pasarse por acá, hay que meterle fichas con que se come un chivito que ni se imagina (?).

No se vayan de este mundo sin conocer a Pink Floyd en su totalidad. Insisto, en su totalidad.

4 comentarios:

SirThomas dijo...

Muy bueno el post, Cesc.

Confieso que es una de las "grandes bandas" a las que no le he prestado la atención que merecerían; más allá de conocer varios de sus discos, o más bien canciones, no han llegado a calarme tan hondo como otras; aún tengo pendiente escuchar algo más que los discos y canciones más clásicas de ellos.

En los años que mencionás, gracias a la muy buena colección de mi viejo, ya había conocido a los beatles y beach boys, así que recuerde bien, más algunas otras cosas variadas (Les Luthiers, por ejemplo) Vangelis (?), y recuerdo que estaba el disco de Dark Side Of The Moon, pero no lo escuchaba tanto mi viejo, digo, acotando algo, para luego retirarme sin mucho más que agregar.

pd: Sí, adhiero a tu simpatía para con el Ruso y Nagy, y ese programa, del cual no me bancaba para nada la música (o muy poquito, cada tanto algún tema, ponele) pero cuando hablaban me atrapaban bastante, de hecho sino no los hubiese escuchado :P

Saludos.
SirThomas

César dijo...

Gracias Sir! El Ruso y Nagy, cracks totales.

Pink Floyd es una banda que varía bastante con el tiempo. Tiene un repertorio no tan fácil de digerir, incluso su obra más conocida tiene su complejidad.

Hay que darle su tiempo, sin dudas.

Saludos!

Realmentealpedo dijo...

Yo a los muchachos los conocí de chica porque mi viejo tiene el vinilo de The Dark Side of The Moon.

Saludos!

César dijo...

Es un groso tu viejo!!! Saludos!