11 abr. 2008

Ahh... si, yo también

Como dije ayer, hoy quería remarcar algo relacionado a las personas que se meten en todo. Las odio, generan mi automática indignación, mi permamente rechazo y mis irrefrenables ganas de mandarlas a la mierda. Me sorprendió justamente eso, el rechazo, el enfado, la indignación ya que no soy de enfadarme fácilmente por cosas así, ni hablar de literalmente ignorar a alguien, rechazarla, no lo hago porque no me gustaría que lo hiciesen conmigo (creo que cualquiera pensaría así, no descubro nada con esto), pero ese hecho de estar constantemente encima de todo hace que lo que dije se plasme inmediatamente.

El sólo hecho de hablar del tema me pone como laaccc así que no voy a hacer mucha más mención sobre el tema en cuestión. Cuestiones fundamentales que se verifican a la hora de reconocer a estos sujetos se encuentran en contestar cualquier cosa con una suerte de máximas o recontra-afirmación, hacer comentarios por cualquier cosa, en mirar todo lo que sucede alrededor aun cuando lo que sucede es insignificante, mucho peor, cuando no tiene nada que ver con esta persona y con sólo la mirada y con gesticulaciones pretende participar y finalmente la que más me sulfura es aquella "aclaración" que hacen cuando otra persona está hablando y todavía no terminó de decir lo que quería decir: "sí/no/yo también/eso lo pensé también/es lo que yo decía/es lo que hice/lo iba a hacer/tenés que meterlo ahí/tenés que *inserte acción*/millones de etcéteras (?)" son tantos ejemplos de lo que acabo de expresar.

Jajaja me exaspera, me altera asquerosamente. Como siempre trato de verle el lado positivo a las cosas y de verle la oportunidad que se puede presentar ante cualquier situación, la que veo acá es que puedo probar hasta que punto me sulfura esta situación, probar mi TEMPLANZA con el tema, por suerte (?) tengo mucho material con el que puedo trabajar.

Próximamente... ni idea, probablemente ponga un video musical, esto de escribir bastante ya no me está gustando.

"Templanza"

2 comentarios:

SirThomas dijo...

Muy bueno Cesc !!! Parece que lo hubiera escrito yo el post, porque coincidimos en el odio hacia esas personas. En casi todos los grupos hay uno que se comporta de esa manera (salvo uno de amigos, hablo más del trabajo, aunque pueden aparecer por cualquier lado :P) y verdaderamente son insufribles. Hay que conservar la templanza, ponerla a prueba, a veces se complica un poco, yo en ocasiones opto incluso por levantarme, ir a hacerme un cafe (acá en la oficina) respirar un poco y luego volver al suplicio diario :P

Sorprendieron (para bien) estos últimos post escritos y extensos (para lo que suele tenernos acostumbrados el blog), muy interesantes todos. Lo curioso es que aparecieron cuando estás con poco tiempo :P, pero bienvenidos sean estos posts.

Saludos, digo Abrazo !

César dijo...

(Acabo de darme cuenta de un detalle, la frase del final no la hice o no aparece, pensé que la había hecho :S ...)

"Hay que conservar la templanza, ponerla a prueba" impresionante frase.

En realidad no tengo tiempo pero como vengo bien con el laburo entonces como que el tiempo aparece y en vez de ponerme a estudiar algo prefiero recrearme un poco.

Un abrazo!