3 ene. 2006

Los brazos abiertos...

y la tímida espera. La inocencia del vestuario, las caras cubiertas de tiza junto a los disfraces, la inocencia perdida, el viaje de las cuarenta pilas, el primer camino separado, los nuevos y pequeños rumbos, los límites ilimitados, el CD de la nieve, el final anunciado, los nuevos mundos. Un auto que se escapa con tu única salida, "la que ahora se chupa el dedo y se hace preguntas junto a la orilla de su propia laguna" como diría la canción, "los imbéciles" diría alguien, el tiempo y la distancia de la sonrisa perdida, ............ .

Nos vemos

No hay comentarios.: