1 ene. 2006

Brindis

Pocas veces el llanto puede reflejar esperanza, aunque sean sólo unos segundos o minutos, tanto sorprendió esa reacción tan espontánea que generó un agradecimiento casi eterno. La lágrima junto a la sonrisa de la determinación, la mochila de la recuperación que de por sí era pesada ahora es sustituida por la de la consolidación, de un peso aun mayor. Brindé por ello.

Nos vemos

No hay comentarios.: