27 jun. 2005

"Por qué es tan difícil...

... comunicarse con vos?" Eso me preguntó una persona hace muy poco, y obviamente no sabía qué contestarle. No se si es una autocrítica o qué pero no es la primer persona que me hace esa pregunta, entonces, ante la continuación de situaciones similares creo que el problema está en mi forma de ser, soy bastante cerrado, no me gusta hablar de mi, a veces lo hago bromeando como para pasar el momento, pero nunca es algo relevante y cuando llega una charla de verdad, seria, simplemente prefiero escuchar y contestar con monosílabos, como para no herir a nadie.

La charla con esa persona siguió y me recriminó más cosas, "Yo me abro con vos pero no se porqué a vos te cuesta tanto", "siempre es lo mismo, nunca puedo saber lo que querés", "a veces te veo demasiado tranquilo, como que te gusta estar solo y como que cualquier cosa que te digan no te molesta nada"... Ante tantas frases juntas no sabía qué decir, qué decidir, al mismo tiempo me sentía confundido y con una perfecta certeza, toda una contradicción.

Pensé que estaba superando esa etapa pero veo que la barrera de la seriedad aun no la puedo superar. Facetas de mi personalidad aun están bien latentes, como la apatía e indiferencia que tengo ante situaciones, en las que simplemente respondo con la frase que sería correcta y optimista.

Nos vemos

No hay comentarios.: