25 nov. 2015

Sigo corriendo

Salí a correr. Lo hago, digamos, seguido.

Me duelen los abductores, me duelen las piernas. Me duelen los abdominales. Los elongué un poco. Me duelen las manos, los brazos y la espalda.

Me duelen los ojos, leí demasiado. No leí lo que debía, pero lo hice igual. No pude contenerme. Lo que debo leer, lo estoy leyendo ahora. Estoy practicando.

Me duelen los oídos. Quiero escuchar todo y no llego. No se cuál me conviene.

Me duelen las cuentas. Hoy pagué expensas que las estiré lo más que pude. Tengo que escribir varios mails y no se por cuál empezar.

Me duelen mis pensamientos. Mis dudas. Mi eventual temor. Pero ya no le temía a nada! Bueno, temo. Al dolor le temo.

Sin embargo, a pesar de todo el dolor, vi las fotos. Qué lejos estoy!!!

3 comentarios:

JLO dijo...

que te duela algo por le esfuerzo en buen síntoma, te pone pilas... que te duela el bolsillo no tanto ja... a correr que se viene el verano!!!!!

SirThomas dijo...

Dejando de lado lo metafísico (?): el día que te duela la cabeza luego de un esfuerzo físico, no te asustes pero significará que tu estado físico y tu peso no son los ideales!
A mí me pasa hace varios años ya jaja.

Saludos.
Sir.

César dijo...

Gracias por los comentarios JLO y Sir!!!!!!!!!!

"No pain no gain" dicen. No se.

Abrazos!