6 oct. 2012

Costo de oportunidad (vol.2)

Bueno, en el post anterior comentaba que una noche ocurrió algo que recuerdo siempre.

Fue una noche de 2008, tenía veintitrés años, no había cumplido veinticuatro aun. Venía de épocas complicadas, estaba débil en todo sentido. Esa noche hacía frío. Más allá de la abrigada campera que llevaba conmigo, me puse una remera debajo de una chomba color patito que hoy no me pondría por coherencia. Pero en ese momento se ve que me gustaba.

Salí con amigos, era un viernes a la noche. Lo que solíamos hacer era tomar algo en lo de un amigo y bastante más tarde ir a un boliche. Esta vez fuimos directo al boliche. Mucha música, mucho alcohol. Estábamos fundidos bastante temprano. Yo estaba con pocas ganas de todo. Me fui a caminar por ahí. Veía a las minas rechazar flacos y otros flacos no animarse. Lo de siempre digamos. 

Uno de mis mejores amigos llega algo agitado y me pide que vaya con él. Cuando llegamos, estaban dos chicas. Una, morocha, alta, con cara de treinta y cortos. Era la de mi amigo, acorde a su edad, que andaba por ahí. Al lado, una rubia. Teñida, ojos oscuros, tez bien blanca y muy atractiva de figura. Madura. Parecía de treinta clavados. Le dije a mi amigo (mi mejor amigo de hecho, el que se casó) "vos estás más en pedo de lo que creía".

Según él, la chica pidió por mi. Me acerqué, la saludé y bailamos un buen rato. Me inhibía, se me acercaba mucho, como si la atrajera y era demasiado atractiva. No podría conciliar esa misma imagen de manera ajena sin prejuzgar. Los otros flacos pasaban y miraban. Luego, es posible que algo se haya cansado asi que cortamos el baile, me animé y charlamos.

Nos pusimos contra una pared y ella se puso a tomar lo que trajo su amiga. Agua. Hablamos un buen rato. Efectivamente me llevaba varios años. Me comentó algo de su historia y yo un poco de la mía. Me sentía corriendo muy por detrás, tratando de alcanzarla. Ella se dió cuenta y me dijo algo que no voy a olvidar nunca.

Lo que me dijo... para el próximo capít... jajaja se la creyeron, ahí va.

C: Estás segura de lo que estás haciendo?
T: Si, ya te dije. Te vi y le pedí a tu amigo que te llamara. Está mal?
C: No... no, todo bien. Pero bueno, no es normal como te dije.
T: Es que tenés algo...  
C: Si, una chomba color patito con la que pensarían que recién terminé de laburar en un taxi.
T: jajaja... ves, estás creciendo.
C: jajaja! Cómo sería eso?
T: Tenés algo interesante... no se bien... bah, sí lo se. Me hacés acordar a alguien.
C: Si, a alguien que tenía más fracasos que victorias.
T: jajaja... no te podés preocupar por lo que te pasa ahora. Eso es lo que tenés... tu futuro. Ya sos alguien interesante, de verdad y vas a mejorar mucho, acordate de lo que te digo.  Olvidate de las personas o situaciones que quedaron atrás o mejor dicho, acordate de ellas cuando vuelvan... vas a ver. Te dije, me hacés acordar a alguien.
C: Bueno... lo voy a tener en cuanta.

Lo demás es historia.

A ella la volví a ver. Fuera de ese ámbito y cada tanto (cada vez menos), la sigo viendo. Hablamos de esa noche (también de otras) y de cómo eventualmente repercutió eso que me dijo.

Cómo se relaciona lo acontecido aquella noche con la actualidad. Sí, para el próximo post.

8 comentarios:

Lunática dijo...

¡Espararemos, entonces, el próximo post! Saludos

dejatellevar dijo...

Un psicólogo acá tiene para hacer dulce por el hecho que te llamo la atención que la mina pida hablar con vos.. Un poco de autoestima che!!! jajajaja.
Espero el pròximo post ;) Saludos

Wirker Frau dijo...

Me encantó leer esto César, de paso ya mostraste el dni :p

Lo que sí, un bajón cuando salís a bolichear, conocés a alguien y en el chamuyo sale un "me hacés acordar a alguien"

Si me habrá pasado...

Saludos.

P.D: Andaba perdida y volví porque las estadisticas de blogger me mostraron que gran parte del tránsito hacia mi blog venía de acá y de un par más de blogs, volví por ustedes nomás. Ojalá no los decepcione.

César dijo...

Lunática: Ahí va!!!

dejatellevar: Nunca fui a un psicólogo, cada año lo pienso pero al final TEH ALMIGHTY paja aparece. Ahí viene!!

Wirker: jajaja ya lo había mostrado hace rato pero bueno. Nunca le presté atención al "me hacés acordar a alguien". Me lo han dicho otras veces pero lo que dije, poca bola. Me pasa lo mismo con lo del tránsito, vienen de tu blog bastante, por eso termino yendo por las dudas :P

Besos!!

JLO dijo...

mas alla de todo es un buen relato... odiaba los boliches!!! asi que lo que te pasó a vos me parece genial ja...

me interesa que cuentes mas que nada las próximas aproximaciones que tuste con esta mujer jaja... salu2

Dana Eva dijo...

Ahhh me quedé con la intriga che!!!

Tuve una conversación parecida, hace poco con un muchachito menor que yo, que me recuerda a mí misma cuando tenía menos años...

Wirker Frau dijo...

¿Cuándo volvés? ¿Estás haciendo otro blog y me perdí de algo?

Facebook/pupolina y se pone en contacto.

Saludos

César dijo...

Ya está el vol 3!!!