17 ene. 2012

La falta de paciencia...

es impaciencia (?) y complica los caminos. Hace algunos años le escuché un cuento zen a un gran tipo que ya no está entre nosotros. Creo que no es exactamente asi el cuento pero refleja con precisión la situación.

Un estudiante fue hasta su maestro y le dijo con seriedad: “Maestro, estoy absolutamente determinado a estudiar su método. Cuánto tiempo me tomará dominarlo?”

La respuesta del maestro fue: “Diez años”.

El estudiante replicó: “Pero quiero dominarlo mucho antes que eso. Trabajaré muy duro. Practicaré a diario, diez o más horas al día si es necesario. ¿Cuánto tiempo tomaría entonces?”

El maestro pensó por un momento y finalmente contestó: “Veinte años”.

2 comentarios:

Leticia dijo...

Dicen que al morir mientras meditaba, a un maestro zen -que siempre sabe cual es el momento de su muerte- se le acercaron llorando todos sus discipulos. Él revivió y les dijo; "no,no,no entendieron nada, que hacen llorando?" y volvió a morir... me hiciste acordar a ese cuento...

César dijo...

Muy bueno Leticia. Saludos.