21 oct. 2010

Rock (de adulto)

Han pasado los recitales que esperaba, ha pasado la descarga y ya puedo hacer una suerte de breve (?) crónica de lo acontecido estas últimas dos semanas. Mentira, es más largo que la mierda así que si no lo leen no pasa nada.

Primer acercamiento: Las Pelotas en el Luna Park.

El día 11 de Septiembre fue el recital de Las Pelotas, para recordar viejas épocas. Para sentirme mejor, sin culpa, después de haberlos visto esquivar botellas y distintos objetos en el recital de AC/DC. Sin el Bocha Sokol no es lo mismo, está claro y se notó, pero eso no significa que sea malo, es diferente y sonaron de puta madre como no podía ser de otra manera. Tres horas de recital, con algunos invitados como Fernando Ruiz Díaz, Gillespi y Pettinato, con este último en una versión muy emotiva de Perdedores Hermosos (Beautiful Losers), aquella canción del fondo de la cajonera de Luca Prodan. Excelente manera de empezar.

Where's my mind?

Pixies

En los primeros días de Octubre voy a la facultad para ver el horario de mi último final de toda la carrera, veo que cae 5 de Octubre y ya me preparaba para rendir. El día 5 me presento como siempre un rato antes como para estudiar en el lugar y me entero que el final lo pasan a las 21:00 del día siguiente, 6 de Octubre. Como mencioné en aquel post, Pixies tocaba el 6 de Octubre en ese mismo horario y ya tenía mi entrada. Me tocó decidir si presentarme al final o ver a esa banda que hace doce años estuve esperando para ver. Voy a ser sincero, no fue difícil la decisión, el final se puede rendir en Diciembre y cabía la posibilidad de que Pixies no volviera al país, por lo tanto, la balanza se inclinó rápidamente en favor del recital. Alguien me dirá loco pero

El recital de Pixies lo compartí nuevamente con Mariano, con el cual compartimos presencia en los recitales de Muse dos años atrás. Apenas empezó el recital, nos dimos cuenta que la cosa se iba a poner muy movida y mientras sacaban a una chica que se había desmayado (antes del recital jajajaj increible) arreglamos un lugar para encontrarnos "si nos perdíamos" y empezó el recital con todo. Qué decir, sonido excelente, las canciones y el setlist excelentes (donde terminé de explotar con Debaser, hasta el final fue igual), la gente excelente, pogos excelentes, un Luna Park lleno, mucha emoción en todos (en mucha gente se notó la misma espera que tuve yo), hicieron la mayor cantidad de canciones de mi disco favorito que es Doolittle. Tan bien le cayó la gente a la banda que las luces del Luna Park se prendieron (señal que se terminó todo) y la banda tocó dos canciones más (Wave Of Mutilation del UK Surf y Planet of Sound). Así se terminó el recital de Pixies, con la clara esperanza de que pueden volver, así volví a la adolescencia por un rato.

The Flu GameWeek

Rage Against The Machine (RATM) + Queens Of The Stone Age (QOTSA)

Durante el fin de semana me sentí realmente mal, anginas, fiebre, débil y en cama, así hasta incluso el 13 de Octubre, que era el día de Rage Against The Machine y Queens Of The Stone Age, otras dos bandas que conozco de mi adolescencia. Con 38° de fiebre, tres pastillas (dos de Paracetamol, una de Pantomicina) en la billetera me tomé el taxi para Costanera Sur. Tuve la grandísima suerte de haber sacado el dichoso Campo VIP (que estuvo en duda hasta último momento por un lógico pedido de sacarlo por parte de Tom Morello) porque sino hubiese sido imposible estar lo cerca que estuve.

Ingresé al VIP (que te daban una cintita azul para diferenciarte de la gente de campo común) y me quedé esperando a que comience QOTSA ya volando de la fiebre que tenía. Empezó QOTSA y me puse a un costado, estaba realmente mal. Promediando el recital vi al que vendía agua por primera vez y desesperado le compré un agua. Me tomé las dos pastillas de Paracetamol, me manduqué un alfajor Guaymallén que había llevado y a los diez minutos me sentí casi pleno. Como se ve no pude disfrutar del todo a QOTSA pero sí pude notar cosas. El setlist fue excelente pero sonó muy pero muy bajo y eso que los tenía a menos de 10 metros, era fácil darse cuenta, estaba parado y el sonido no me golpeaba el pecho como sí lo hizo con, por ejemplo, Rush, que estuve más lejos. Pensé en la gente de atrás que no debe haber escuchado nada. Terminó QOTSA y en la espera por RATM fui al baño y volví al VIP.

Ya para ese momento estaba a... digamos, un 65%, sentía fiebre pero me sentia bien, no me sentía tan débil. En eso tomo la pastilla de Pantomicina y minutos después empezó el recital con Testify y no se de dónde saqué fuerza pero empecé a saltar como si estuviese al 100%. Así fue todo el recital, con la lluvia que a cada segundo crecía en intensidad. La tan ansiada descarga se hizo presente aun en esas condiciones y viví uno de los mejores recitales de mi vida. El setlist fue perfecto y haberlos tenido a 4 metros de distancia, haber saltado de un lado para el otro, no sentir los golpes que di ni los golpes que me daban, fue algo que no se puede describir. El final con Wake Up, el pequeño descanso y después con Freedom y Killing In The Name conmigo totalmente metido, habiendo olvidado todo y recordado todo a la vez, gritándole al cielo con la lluvia bien intensa sobre mi cara es algo que no voy olvidar nunca. Luego del recital me sentía absolutamente bien, como si lo que hubiese necesitado hubiese sido justamente sacarme todo de adentro.

En la caminata bajo la lluvia por Puerto Madero para finalmente tomarme un taxi por San Telmo no podía salir de mi asombro por haber vivido semejante cosa. Llegué a casa, me acosté, puse la radio y a descansar que esto había sido sólo el principio, al día siguiente venía...

Dave Matthews Band

Y otra banda de la adolescencia. Segunda vez que los veo y esta vez en el Luna Park fue un recital excelente, notoriamente mejor que aquella primera vez. Me acompañó Zerín, con el cual ya habíamos compartido el recital de Peter Gabriel. Tres horas de recital, la ya clásica excelencia de todos los músicos que la componen, un Dave muy simpático, muy metido con la gente y un setlist casi perfecto, con tres canciones en particular que soñaba escuchar y finalmente las hicieron (Bartender, Crush -que tuvo post en el blog- y Jimi Thing). A la banda se la notó sorprendida por la gente y es muy probable que vuelvan. Otro recital estupendo. A casa rápido que realmente me sentía con ganas de meterme a la cama, que finalmente al día siguiente se venía...

Rush


Rush es otra banda que conozco desde la adolescencia, pero más al final de la misma. Rush es una banda que no conoce mucha gente lamentablemente, es rock progresivo, con músicos que probablemente sean de lo mejor del mundo pero que no son reconocidos como tales de la manera que deberían serlo. Me volvió a acompañar Zerín (aunque algo distanciados por lo que voy a decir luego). El recital fue en GEBA, con la peor organización que jamás haya visto de un evento de este nivel, ya desde incluso meses antes del evento. Lo de Ticketek y T4F es de lo peor que cualquier persona pueda imaginar. Asi y todo el recital de Rush es el mejor de la seguidilla de recitales. Sí, el mejor, las razones están en lo dicho, los músicos son de lo mejor del mundo, Neil Peart es el mejor baterista del mundo sin dudas. Vi a muchos tipos hacer cosas increibles pero lo de Peart va más allá hasta de lo imaginable. No muy atrás queda lo hecho por Geddy Lee y Alex Lifeson, sobretodo este último que sinceramente, me cuesta encontrar un guitarrista más técnico, creativo y original que él, realmente impresionante. Casi tres horas de recital, con Moving Pictures entero, un show repleto de luces, cortos cinematográficos, lo que se ha perdido la gente que le gusta la música creo que no tiene precedente. El mejor recital de este año hasta el momento (porque me resta ver a Paul McCartney x dos) ha sido el de Rush de largo.

Una vez en casa aun sin poder creer lo vivido en el recital de Rush me senté a escribir esto pero no pude terminarlo hasta recién porque aun seguía enfermo. Las dos mejores semanas musicales de mi vida fueron estas y no podía dejarlo pasar sin una crónica medianamente acorde.

No hay comentarios.: