15 oct. 2008

"I am the final boss"

Esa frase se la leí a Némesis -Alejandro- en el MSN y me llamó la atención, como buen gamer que soy -solía ser en realidad, creo que hace 4 meses que no toco un videojuego- rápidamente encontré una suerte de analogía con cosas que pienso sobre mi, sin embargo, no puedo hacer más que preguntarme si esto se puede aplicar a otras personas. Entonces, más de uno (?) -generalmente el "(?)" viene porque me digo a mi mismo "quién mierda podrá estar leyendo esto?"- seguramente se preguntará a qué me estoy refiriendo en realidad. Ahí va la respuesta.

Como si fuese un videojuego en el cual vamos siguiendo una historia, vamos adquiriendo experiencia, vamos encontrando y enfrentando dificultades, vamos conociendo siempre nuevas cosas, personas y por momentos volvemos sobre cosas y personas ya conocidas se puede establecer una certera analogía con aspectos de nuestra cotidianeidad y nuestras propias historias, en las anteriores líneas estoy describiendo a muy grandes rasgos lo que es uno de los mejores géneros de videojuegos, que es el RPG. Creo que con lo que dije es suficiente para que uno se de cuenta que una de las dificultades que encontramos en estos juegos son jefes que uno los puede tomar como ciertos puntos de inflexión en nuestras vidas, uno los tiene que enfrentar porque están ahí, porque aparecen, "make the best of this test and don't ask why" dice Green Day en una de sus canciones más conocidas. Uno los enfrenta, los vence y sigue y así hasta llegar al final del juego, en donde se enfrenta a un jefe final, una circunstancia final, una última dificultad que es alguien o algo que termina por hacer cerrar la historia con la experiencia y con las personas.

No se ustedes pero yo estoy prácticamente seguro que este juego que estoy jugando actualmente en su historia me está dando señales que se acerca su parte final y como en todas esas historias de complots y vueltas de tuerca en momentos inesperados me está indicando que "el jefe final, no soy más que yo mismo".

Y ustedes... en qué lugar del juego se encuentran?

7 comentarios:

SirThomas dijo...

Yo lo entendí sólo por el lado del laburo, si tiene alguna otra connotación mística o filosófica, me sabrá disculpar.

Los profesionales tienen la suerte (?) de que si se lo proponen pueden terminar siendo sus propios jefes; muchos eligen el camino del "poco a poco voy ganando experiencia" y luego se lanzan solos con su estudio, negocio, emprendimiento, o simplemente por su cuenta, a desarrollar su profesión, sin "depender" de nadie arriba suyo.

Obviamente que para realizar eso, y aprovechar esa "suerte" hay que tener el ímpetu, el coraje, las ganas, o lo que fuere necesario, para tomar al toro por las astas (?) y decidirse a dejar de lado ciertas "comodidades" que ofrece la dependencia de un jefe (o de un laburo con ese tipo de relación) y largarse por cuenta propia.

Yo siempre tuve la idea de poder trabajar así, o sea, sin jefes, no depender de alguien, pero nunca tuve el ímpetu o el conocimiento suficiente como para poder hacerlo; la idea de aprender 3d, por ejemplo, viene un poco por ese lado (otro poco por el crecimiento económico que eso significaría); y mi respecto de mi situación actual diría que el jefe es imbatible, de hecho me ganó una vez (?) y volví con la cabeza gacha a trabajar al mismo lugar...

Bueno, no se si se entendió muy bien. jaja...ahora releo y cualquier cosa agrego algo.

Los juegos de rol, por otra parte, nunca fueron mi fuerte.

Saludos.

SirThomas dijo...

Solo agrego que del post se entiende que a) estás por dejar el laburo y largarte por tu cuenta o con amigos (?) y formar un estudio propio;
b) se me había ocurrido una mientras leía el post, pero se me fue, igual, creo que vamos a full con la opción a)

abrazo Cesc.

César dijo...

Mirá vos, que interesantísima conclusión a la que llegaste -digo porque no me refería precisamente al "jefe" en el sentido laboral, el jefe es un símbolo, un punto de inflexión en la historia, como en los juegos ni más ni menos, pero el punto de vista distinto es súmamente válido en mi opinión, quizá más válido que al cual estaba apuntando con el post ya que agrega cosas y eso siempre enriquece-.

Sobre el comment, yo creo que no hay que ser profesional para ser uno mismo su propio jefe, sin embargo, coincido en que sí es necesario todo lo que mencionás después.

Como dije que tu comment en realidad era enriquecedor, se puede adaptar para llevar esas palabras que dijiste a lo que apuntaba el post diría que el ímpetu, el coraje, la determinación y distintas cualidades uno las va adquiriendo con la experiencia, con las personas que conoce y que influyen en uno y el finalmente decidir y -sobretodo- lograr ser su propio jefe es justamente vencer a ese "jefe" simbólico al cual me estaba refiriendo. Un punto de inflexión -de tantos-. En mi historia, yo creo que existe un jefe final y ese soy yo. Me voy a tener que enfrentar a mi mismo, no se cuándo pero está cerca.

jajaja, y no, por ahora no voy a cambiar de trabajo.

Un abrazo grande!

SirThomas dijo...

Ah, jeje...mirá vos. Bueno, es ir ganándole a su propio techo temporal (? o algo así, entonces. Ir superándo las distintas trabas, barreras que se presentan durante el juego, básicamente.


Próximamente entonces:

Uno contra Uno.
César Nowhere man enfrenta se enfrenta a sí mismo.

Perdón, no pude evitar hacer el chiste, y no sólo eso, sino imgainar dos "vos" jugando el uno frente a el otro...bueh, esto ya debe ser por la hora...me voy a dormir.

SANDRA dijo...

HOLA CESAR ACA ME PASO A DEJARTE MIS SALUDOS DESDE LA DISTANCIA TE ACOMPAÑO, TA MUY INTERESANTE EL BLOGGGGGGGGGGGG

SANDRA dijo...

ESPERO TU VISITA A MI BLOGGGGGGGGGGGGG

César dijo...

Hola Sandra! Vamos a visitar tu blog. Gracias por pasar! Saludos!