30 ago. 2007

Lo que fue de aquel día

Estaba leyendo algunos de los últimos posts y pasé por recordar este post y pensaba en cómo se habían modificado, bueh... digo, mejor dicho, evolucionado las cosas desde aquel duro momento y acá, sentado en mi escritorio de mi laburo. Leía algunos posts y mientras recordaba las razones que generaron aquellos posts me hicieron pensar en cosas que fueron pasando y que ciertamente falté a mi palabra de aquella ocasión.

Hay cosas que se mantuvieron y se mantienen, ergo, no evolucionaron "ni para arriba ni para abajo" diría un amigo. Si bien es un hecho que hablar de mi mismo me genera un grado importante de vergüenza y hasta de desprecio, no puedo negar que al ser mi espacio, hablar de mi se convirtió en algo más cotidiano para el blog. Incluso la desaparición de Liniers en mi blog explica un poco el hecho de que hablar de mi ya no es tan misterioso como solía hacerlo parecer. Después, hay cosas que no hice, hay cosas que dejé pasar y que no debía, de nuevo agarré ese libro de mierda e intenté nuevamente ponerlo en práctica con un nuevo fracaso. No le echo la culpa a nadie porque...

Acabo de darme cuenta que no me respeté, que desde aquel día nunca me consideré, hice todo lo que contaba que despreciaba en aquel post, fui conmigo mismo aquellos que no quería que se me acercaran otra vez, me fallé a mi mismo, que es lo peor que me puede pasar y que es algo que absolutamente no soporto. De cualquier manera, la posibilidad que tengo al darme cuenta ahora es invaluable, es toda una apuesta hablar de esta situación como algo "pasado" porque dejo en claro que la apuesta empieza ahora y es una apuesta fuerte. Se perdió tiempo como es usual, pero todo lo implicado es ciertamente recuperable.

"Es un detalle..."

2 comentarios:

guadis! dijo...

Paso a visitar después de mucho tiempo sin leer este blog. Saludos!!

César dijo...

Gracias por pasar Guadis! Yo le debo una visita a tu blog que hace bastante que no lo chusmeo. Saludos!!