24 jun. 2007

Qué semana

La verdad que en esta semana pasaron un montón de cosas de las cuales quería hablar o hacer mención por acá y no tuve tiempo, un poco explica el hecho de que no hayan posts últimamente. En fin, hay varias cosas para mencionar, así que ahí van:

- Elecciones: Hoy es Domingo, día de ballotage en mi ciudad y debo decir que es muy bueno poder votar en blanco. Una vez escuché a alguien decir que el voto en blanco significaba “una forma de opinar” y la verdad es que estoy de acuerdo con esa afirmación. Ninguno de los dos contendientes tienen aquellos requisitos (mínimos incluso) para hacer que se ganen mi voto y a su vez, fiel a mi forma de pensar, no voy a votar a nadie ni voy a hacer fuerza por algo que implique un triste “en contra de…”. No hace falta que me explaye sobre mi opinión sobre todo esto, pero no podía dejar de mencionar mi fidelidad hacia esa forma de pensar y de actuar en función de ello.

- Dinastía: Es la única palabra que se me ocurre para definir la actuación de Boca en ésta década. Es una palabra que se usa mucho en el deporte norteamericano y que se aplica muy bien a la actualidad de Boca. Más allá de la última Copa Libertadores ganada este miércoles en la final contra Gremio de Porto Alegre, el hecho en sí no hace más que confirmar y consolidar la jerarquía deportiva y éxito deportivo que ha conseguido Boca en ésta década. A su vez, la idea también está en sus derrotas, que fueron pocas pero las que tuvo fueron en etapas definitorias, lo que engrandece su jerarquía, ya que engrandece a la de sus rivales. No mucho más para decir, lo demás lo pueden buscar por internet (No me olvido igual de la “Dinastía Económico-Financiera”: No se si alguna vez Boca pueda volver a vender la camiseta de algún jugador, en este caso de Riquelme, a 170 pesos, una realidad…).

- “Todo llega (en su debido momento)”: Aun no terminó esto, pero sí puedo decir que va bien encaminado todo, terminó una parte o el que di, fue un paso importante del cuatrimestre en la facultad. Importante porque fue un error gigantesco el que terminó, con el tiempo trascurrido y con el resultado puesto me di cuenta que fueron varios los errores que terminaron, sobre la marcha me iba dando cuenta de la cantidad de errores que cometí. No creo que vaya a aprobar otra materia y a la vez sentir un sabor tan agridulce, tampoco creí que fuera a molestarme tanto la falta de gestos, las omisiones, la falta de consideración, pensé que había superado eso, pero estaba equivocado. De cualquier manera, es un tanto temprano para ser concluyente, no puedo negar que por momentos mi cabeza me juega una mala pasada en estos días, pero creo que le voy a ganar, mejor dicho, le tengo que ganar. No puedo dejar de decir tampoco que el título estaba por ser “Todo Pasa”, pero como dije, soy optimista, sobretodo porque...

- “Todo Vuelve”: Qué curiosa que es esa frase, en realidad entre este punto y el anterior iba a rondar el post “original” de la fecha, pero necesitaba hablar de los dos puntos del comienzo. Ayer, el sábado, estuve con mi viejo y pasamos un rato muy agradable aprovechando que no tenía Gestión y Costos por las elecciones, como es usual en él, dijo muchas boludeces pero como también es usual en él, dijo dos o tres palabras que sirven para toda una vida. Curioso fue que incluyera a mi vieja en esa “parte” de la conversación. Más tarde, lo que dijo mi viejo hasta llegó a hacerme sentir miedo ya que me encontré con mi mejor amigo de la primaria y de toda la vida en definitiva. No se cuántos años hacía que no lo veía pero fue como le pasó a mi hermano con su mejor amigo de toda la vida, que hacía como no se cuántos años también que no lo veía y era todo como siempre, como si no hubiese pasado ni un minuto, los mismos chistes, la misma forma de actuar, de hablar, los códigos, no se, lo único que habían cambiado eran las apariencias, que engañan evidentemente.

Fue una semana difícil, jodida para mi cabeza más allá de algo bueno que haya pasado entre semana (está bien, soy hincha de Boca pero para mi el fútbol es un entretenimiento en serio, o sea, es algo para pasar el tiempo nada más) y terminó con la luz del Sol que está dando a mi ventana ahora que con este frío puede parecer algo tenue, pero de que está ahí, está ahí. Tuve suerte.
"Me ahorré 15 pesos"

1 comentario:

César dijo...

Es increible, pero esas cosas que a uno le levantan el ánimo y hacen que la cabeza "carbure" de nuevo aparecen cuando uno más las necesita.