16 oct. 2005

Dos días (uno de ellos)

Hay dos días que particularmente no me gustan, no me caen bien, el día de hoy es uno de ellos, me refiero al día de la madre (el otro es el día del padre). Generalmente uno no piensa demasiado sobre este día, o mejor dicho, uno piensa sólo en estar con su ser querido o darle algún gesto especial y/o hacerle algún regalo, no más que eso. Bueno, justamente pasa por ahí el problema.

El problema está en cuando uno piensa en aquello y simplemente puede pensar y solamente eso puede hacer, es decir, cuando aquel ser querido no está y uno sólo lo puede recordar. Tengo que decir que esa no es mi suerte (hoy), pero algún día seguramente tendré que afrontar aquella situación, soy conciente de ello.

Mi mejor amigo de toda la vida que hace mucho que no veo perdió a su madre de muy chico, a los 4 o 5 años (nos conocemos desde los 3 años y yo conocí a su madre que era muy amiga de Gloria y es más, la recuerdo), entonces días como este eran realmente duros para él, sobretodo antes y después del día que eran aquellos los cuales yo estaba con él hinchando las bolas pero que se notaba la melancolía o tristeza de la situación, entonces, días como este uno simplemente espera que pasen rápido, mucho más el hecho de que ya no tengo abuelas y por ende, existe un momento en el día en el cual el vidrio que se genera en los ojos de mi vieja si bien enseñan también me transfieren su obvia tristeza que saca en mi la conclusión de que este día no puede ser otra cosa más que una mierda.

Y entre lágrimas, feliz día ayer, hoy y mañana Gloria.

No hay comentarios.: