24 mar. 2005

Hijo De La Democracia

Sí, yo soy uno de ellos, nací el dieciséis de Septiembre de mil novecientos ochenta y cuatro, casi un año después de las elecciones a Presidente de la Nación, las primeras después de la última dictadura militar. Es realmente nefasto tener que hablar o decir algo sobre el proceso porque desde todo aspecto es simplemente desastroso, sobre todo para alguien que tuvo que estudiar al período 76/83 y que la lectura de esos textos provocaba, como pocas veces lo hace, un sentimiento de ira, de rencor y de desilusión que va más allá de la obligación de tener que estudiar.

Poco hay para decir hoy, no por algún aspecto cuantitativo como cualitativo (que de hecho hay mucho para decir de ambos), sino por un aspecto mucho más subjetivo que generaría ramas que serían interminables complementadas con espinas dolorosas. De todas formas lo poco que haya se debe decir, al menos alguien que lea esto debe saber cómo sucedió y cómo terminó, y visto de la forma más resumida posible.

El plazo para Isabel Perón era de 90 días para cambiar el rumbo del país, ese fue el lapso que tenía que obviamente terminó, luego una Junta Militar tomó el mando "ese día". Jorge Rafael Videla (Ejército), Juan Emilio Massera (Armada) y Orlando Ramón Agosti (F. Aérea) eran sus integrantes, consecuentemente juraron "lealtad" a la Nación. No voy a hablar de todo lo que hicieron, no creo que haga falta, como era de esperarse, se tomaron medidas políticas, económicas, sociales, culturales, jurídicas y legislativas, de todo tipo, todas relacionadas entre sí como nunca antes se había percibido, para poder llevar a cabo su objetivo y propósitos que se manifestaban como un "Proceso de Reorganización Nacional". José A. Martínez De Hoz, fue designado Ministro de Economía, un cargo que fue de vital importancia, por su política monetaria y extremadamente liberal, que generó una inflación y recesión impresionantes, con caída del salario real y la caída sistemática de la producción industrial, sumadas a las medidas del proceso. Con éste contexto llegaba el segundo gobierno militar, el Presidente que asume en Marzo de mil novecientos ochenta y uno era el gral. Roberto Eduardo Viola, con Lorenzo Sigaut como M. de Economía. La enfermedad del Presidente hizo que perdiera su lugar a manos de Leopoldo Fortunato Galtieri, esto hizo que se calmara el ambiente hostil que ya había dentro del poder militar. Roberto Alemann fue su M. de Economía, con medidas ortodoxas (como la congelación de sueldos con inflación) que sólo generaron descontento y más huecos en la economía, encima, después se tuvo que enfrentar a los gastos por la guerra de Malvinas, lo que se tornó todo imposible. La derrota militar produjo el último cambio en las filas políticas y la terminación de la Junta Militar, tanto la F. Aérea como la Armada se desvinculaban de las FFAA (Fuerzas Armadas) para dejar al Ejército elegir al Presidente, el mismo sería Reynaldo B. Bignone, la institucionalización ya estaba pactada con los Partidos Políticos, sin embargo, la realización del calendario electoral y la "salida limpia" del gobierno de facto eran los últimos objetivos, y el último dicho estaría marcado por la generación de la última Junta Militar y la infame "ley de amnistía" o "ley de autoamnistía" como fue llamada popularmente, la misma básicamente "perdonaba" los delitos subversivos del proceso y anteriores, como los de la AAA del último gobierno peronista. Luego de eso finalmente llegó la reanudación del calendario electoral y de la vuelta a la democracia.

Soy un estudiante de Ciencias Económicas, por lo que hablar de los aspectos sociales, como aspecto saliente, "la lucha contra la subversión", que fue lo que más evidenció al proceso como lo que fue, sería como un insulto o al menos una señal de ofensa hacia alguien que estudie algo relacionado o a un profesional directamente, como un Asistente Social o un Sociólogo, por eso no lo hice, de todas formas, como ya dije, todas las medidas estuvieron altamente relacionadas.

Como era de esperarse, no pude completar con todo lo que quería, me hubiera gustado hablar de la tablita, de las medidas económicas, de la deuda externa, de la deuda pública, y de lo más importante, o al menos lo que me generó mayor ira, que fue de Cavallo y de su estatización de la deuda externa de las privatizadas en esa época, que paradójicamente lo comprendí cursando Sociología que Historia Económica y Social Argentina.

Nos vemos

No hay comentarios.: