12 ago. 2012

Golden Slumbers

Mientras hoy muy posiblemente se baja el telón de una generación única y prácticamente irrepetible de deportistas argentinos hago un repaso rápido de lo que fueron estos más de diez años y puedo notar un extenso trayecto que me complica esa intención de querer ser breve.

Mi relación con el básquet viene desde que tenía ocho años, en 1992, ahí empecé a jugar y entender. Me gustaba saber sobre los jugadores, competiciones, partidos, creo que tuve suerte. Nunca fuimos un país que fuese potencia a pesar de tener un campeonato mundial en 1950 (siendo los JJOO más importantes que los mundiales). Nunca lo fuimos, ni existíamos en el mapa del deporte. 

Yo viví a la Generación Dorada desde el comienzo o desde antes que se forjara incluso, con ese aniñado, humilde festejo por simplemente ir a Atlanta '96, luego al mundial '98 y poder "compartir una cancha con los mejores". Entristecerme por no ir a Sidney '00. Pero en ese equipo del preolímpico de Puerto Rico '99 que no lo logró habían chicos que iban a crecer y que se iban a sumar a otros para conformar una combinación de talento, compañerismo, honestidad, grandeza, inteligencia, solidaridad, carácter, compromiso, alma y corazón única, jamás vista en nuestro deporte al día de hoy.

Pasó el tiempo y "compartir una cancha con los mejores" pasó a "competir de igual a igual con cualquiera". Una verdadera locura y eso se mantuvo... por poner un momento... desde el oro en el Premundial '01 hasta muy posiblemente hoy, 12 de Agosto de 2012, siendo la derrota en el partido por la medalla de Bronce de los JJOO de Londres '12 la última función del núcleo de esta generación. 

Sólo cuatro países tienen medallas de oro olímpicas. Todos ellos potencias históricas del deporte. ex Unión Soviética (2), ex Yugoslavia (1) y Estados Unidos (14). Falta uno, sí, Argentina, en Atenas '04. A esa magnitud llegó pero el verdadero valor de esta generación está en aquella combinación que mencioné. Tan fuerte fue el impacto que cambió incluso el modo de ver este deporte donde es religión, en EEUU. Esto último sí, irrepetible revolución. 

El día de mañana voy a poder decir que fui contemporáneo de ellos. Que viví absolutamente todo, desde principio a fin. Puede que sigan algunos porque son así, no saben rendirse pero en mi caso, todo lo que venga de ahora en más me va a sacar una sonrisa. Hasta siempre, mi orgullo siempre con ustedes. La mejor selección argentina de la historia de nuestro deporte.

Golden slumbers,
Fill your eyes
Smiles awake you when you rise.

 Atenas '04 y el himno.

4 comentarios:

Vale dijo...

Sí, grosos Grosos. Conmovedor.
Además el gesto de cederle la bandera al taekwondista para el cierre.
Grosos.

SirThomas dijo...

Entre la de Indianápolis y la de Atenas debe estar la mejor de todos estos años; algo que a mi me llamó mucho la atención de esos equipos, entre todas las cosas que mencionaste, fue la actitud para defende y la solidaridad que se ponía en esa tarea; luego, también ya que decirlo, junto con todos los atributos mencionados, se dio la maravillosa casualidad de que se juntaran, quizás, los mejores talentos que tuvo el basquet en su historia y en cantidad, aparte.

Un equipo para sacarse el sombrero, sin dudas.

Quizás, sólo quizás, yo lo emparentaría con Los Pumas del mundial 2007, con la salvedad de que "sólo" lograron un tercer puesto pero sabiendo de la historia del deporte fue algo verdaderamente inmenso y difícilmente repetible; además, comparten buena parte de los atributos que se les elodió a la "generación dorada": entrega, solidaridad, talento, coraje, actitud, etc.

Saludos.
SirThomas.

Dany dijo...

Si, nos va a quedar el recuerdo de haber visto todo lo que generaron.
Un abrazo!

César dijo...

Vale. Son genios por todos lados. Totalmente inusual, nunca visto.

Sir. Que se juntaran los mejores talentos no era suficiente, lo que permitió aquello fue el trabajo y la seriedad en el mismo. Fue la continuación de lo anterior. O la confirmación mejor dicho. Los Espil, Milanesio, Campana, Montenegro, Villar, etc... también tenían tanto o quizás hasta mejor talento que varios de los que formaron parte de la Generación Dorada, pero ellos fueron un paso necesario para lo que vino después.

Dany. Eso es lo más increible, lo contemporáneo que somos todos. Se verá más adelante esto.

Gracias a todos!!! Saludos!