5 jun. 2012

Examen Médico (Vol. 2)

Primero. Si no leyeron el capítulo anterior, hagan click acá y lo leen. Asi pueden decir "César, nos reímos con vos, no nos reímos de vos" (?) 

Segundo. La historia y su desenlace. 

Sucede que me dan la fecha para la segunda visita en el mismo lugar al que había ido antes. Diez días pasaron y finalmente voy. Nuevamente una vieja se quiere hacer la viva y adelantarse hablándole a la persona que me iba a atender, no la dejo y se me enoja, se da el siguiente diálogo. 

Vieja: Eh, disculpame pero estoy yo. 
César: Señora, disculpe, pero es por número y acaban de llamar el mío, ve? 
V: ahhh, la otra vez fue por orden de llegada. 
C: Hoy se ve que no (?) 
V: Bueno... *le habla a la chica del mostrador* ehh, podrías decirme... 
C: (jajajaj qué vieja con la cara llena de cemento) *interrumpo* Perdón, le repito que es por número.
V: Bueno pero es un segundo y... 

*interrumpe la chica del mostrador* 

Señora del mostrador: Señora, por favor, no se haga la sonsa (NdR: sí, dijo "sonsa" y se escribé así) 
V: Perdón pero... 
S: No me haga enojar que el café se me enfrió (?) y no quiero pelearme con nadie, el joven está antes. Vaya, saque número en la entrada y espere. 

*la vieja se va refunfuñando mientras yo le festejo en la cara a puño cerrado cual Maradona a los ingleses en el ochendaiséi* 

La señora del mostrador me indica que tenía que llenar un pequeño formulario y pasar por el costado que me iban a hacer la "pericia psicológica". Paso a un cuarto donde estaba la psicóloga y me hizo una suerte de entrevista. Ya ni la recuerdo, pero dije que "sí" más veces que en toda mi vida. Venía tan embalado que si me preguntaba si me enfiestaría a dos trabas a lo mejor terminaba diciendo que sí. (?) 

Termina la charla y estoy sano mentalmente para la doña (es posible que el examen no haya sido tan profundo), me dice que me vaya a buscar los resultados y que no vuelva más (!). En eso voy al segundo piso donde me dicen que me saque la ropa y me ponga en cuatro me pose sobre la balanza. Nuevamente me iban a pesar y a medir. La altura igual, metrochendaidó diría el Doctor Bilardo y el peso casi igual. Qué piensan que cambió en diez días? Ya puedo ir a cuestión de peso? (?) Ya le puedo tirar un tirito a la tetona de Andrea PolittiClaribel Medina? (!) Bueno, no cambió nada, peso casi lo mismo, 79,750 kg (supongo que un poco más porque había desayunado para esta vez) y el porcentaje de grasa corporal, 14,4%. La señora que me dió los números me tiró onda porque cuando entro me dice "qué lindo chico!" ante mi incómoda mirada y para finiquitarla después de los números me dice "encima con estos números seguro debés hacer deportes... mmm". Me fui corriendo con el pantalón en los brazos. Todo bien, no soy exigente porque soy tremendo bichero (?) y Brá Pid no soy pero tengo que ser bueno (?) y decir que tenía más años que un terreno. No daba. 

Me agarró seguridad y me dijo "pibe, no podés andar en bolas por los pasillos, ya sos el quinto" y yo le expliqué que la señora me tiró los galgos y el chabón me dice "ahhh si, la mina esa, siempre pasa la mismo, pibe, cambiate y pirá porque mirá que insiste la vieja, yo tuve que mantener mi laburo asi que no me quedó otra" (?). 

No pasó nada de eso pero se la creyeron no?

Bueno, voy al lado y me dan los resultados del análisis de sangre. Todo bien y me dice que tengo bien los glóbulos rojos, los blancos y todo lo demás que no me interesó escuchar también. Me dicen que vaya al mostrador de la recepción y que me sellen el formulario ya aprobado. Voy y nuevamente una vieja se quiso adelantar. Esta vez no hice nada, ya la otra señora que estaba en el mostrador se calentó de una y le dijo que mire el cartel (gigantesco por cierto) y que saque el número. 

Me sellan y me dicen que no vuelva nunca más mientras yo asiento con mi cabeza y mi puño cerrado con la dulce sensación de victoria al finalizar todo el trámite. 

Como tributo (?) a la jornada anterior pasé a comprarme una Cindor de litro con un kg de bananas.

7 comentarios:

Tati Pon Y su flequillo dijo...

Ja!!! Una vez haciéndome un exámen prelaboral (por cierto),me tiró onda el radiólogo.... me pidió el teléfono mientras me hacía la placa y se lo di. Salimos...todo ok. A la segundo "cita" nos encontramos en un bar con sus amigos.... y ahí estaba,mi ex novio de la adolescencia (su actual mejor amigo, tb radiólogo). De no ser por eso, quizás terminaba siendo una linda historia de amor.
De más está decir que me fui del bar con una excusa pelotudísima y nunca más lo volví a ver....
Bué,no se si tiene algo que ver con lo que escribiste pero me hizo acordar!!!! Salúdddd!

Dany dijo...

Lugares espantosos. Viejas coladas. Lipotimias para mi historial.

Ahora, su 14 % de masa corporal indica un super excelente entrenamiento o que está pasando hambre.

Deje los F 931 y comase algo.

Abrazo!

Wirker Frau dijo...

¿Bananas de las bananas bananas o las galletitas bananitas dignas de acompañar con la cindor?

Si es de las primeras entiendo completamente por qué tenés 14% de grasas. Combinar cindor y bananas bananas implica un buen Activia casero.


Viejas coladas, viejas coladas everywhere.

SirThomas dijo...

Estupenda crónica, Cesc. Muy divertida. Genial la falsa anécdota con el seguridad, me llamó la atención lo del "ya sos el quinto" y luego vino la aclaración; muy bueno lo del tipo asumiendo que no se le había negado para conservar el laburo, me causó mucha gracia ese párrafo!

Lo de la vieja, un clásico pero bien que mantuvo posición y no la dejó pasar como todo buen caballero :P jaja (no, bueno, si es por número es por número, se entiende, etc.)

Saludos.
SirThomas.

César dijo...

Tati: jajaja qué historia. Hablando de examen prelaboral, todo indica que voy derecho a uno. Saludos!

Dany: Por suerte 931 no hago, sueldos no es lo mío. Si 731. Hago deportes desde chico asi que ando bien físicamente, no me puedo quejar. Abrazo!!

Wirker: Bananas bananas, si. No conozco las otras, mmm, tengo que investigar porque al chocolate también le entro si puedo jajaja. Besos.

Sir: jajaj me alegra que haya gustado.

Viejas por todos lados!! Qué karma!!!! Saludos!

Gracias a todos por pasar!

Vale dijo...

Jajaja!!!
Yo siempre que me hago un análi de sangre me castigo con algún desayuno, de premio, vio?

Y tengo dos desmayos en mi haber: uno la primera vez que me sacaron sangre, casualmente. Creo que fue por mirar la sangre, porque no volvió a suceder ahora que no miro.

Dos: en el dentista, sí señor. En el pasillo, saliendo, para ser más precisa. Me "rescataron", me volvieron a entrar, y me acostaron en el sillón del dentista otra vez!!! "ya estoy bien, ya estoy bien!!!" Repetí inútilmente.

César dijo...

Vale: Es el lado bueno del análisis de sangre. Manducarse algo poderoso está genial.

Qué cosa con los desmayos. jajaja "ya estoy bien!!" jaja. Yo tengo en total tres desmayos... uno de chico, a los quince, con una vacuna en el culo que me bajó dos grados de fiebre en dos minutos. Otra por sacarme sangre a los veintipico y otra que es la del Vol.1. Horrible sensación.

Saludos!! Gracias por pasar!!