22 may. 2012

"Voy a meditar al respecto"

En otro blog comentaba hace poco que el libro que contiene el siguiente fragmento lo había leído hace ya muchos años y realmente fue uno de esos que te quedan algo marcados y que cada tanto suele recordarte su vigencia.
"Jorge Allen, el poeta, amaba a una joven pechugona de los barrios hostiles. Según supo después, alcanzó a ser feliz. Una noche de junio, la chica resolvió abandonarlo.
- No te quiero más - le dijo.
Allen cometió entonces los peores pecados de su vida; suplicó, se humilló, escribió versos horrorosos y lloró en los rincones. La pechugona se mantuvo firme y rubricó la maniobra entreverándose con un deportista reluciente. El poeta recobró la dignidad y empleó su tiempo en amar sin esperanzas y en recordar el pasado. Su alma se retempló en el sufrimiento y se hizo cada vez más sabio y bondadoso. Muchas veces soñó con el regreso de la muchacha, aunque tuvo el buen tino de no esperar que tal sueño se cumpliera. Más tarde supo que jamás habría en su vida algo mejor que aquel amor imposible. Sin embargo, una noche de verano, siete años y siete meses después de su pronunciamiento, la pechugona apareció de nuevo. Las lágrimas le corrían por el escote cuando le confesó al poeta:
- Otra vez te quiero.
Allen nunca pudo contar con claridad lo que sintió en aquellas horas. El caso es que volvió a su casa vacío y desengañado. Quiso llorar y no pudo. Nunca más volvió a ver a la pechugona. Y lo que es peor, nunca más, nunca más volvió a pensar en ella ni a soñar su regreso."
Extracto de "Historia del que esperó siete años" del libro "Crónicas del Ángel Gris" de Alejandro Dolina.

5 comentarios:

Dany dijo...

Impecable, mi libro de cabecera.
Muchas veces un amor imposible es la excusa perfecta para no avanzar.

Abrazo!

César dijo...

Dany, sí, tal cual lo comentás.

Abrazo.

SirThomas dijo...

Quizás este extracto sirva como empujón para de una buena vez ponerme a leer los libros de Dolina; sí, a pesar de seguirlo por radio hace añares no leí nada de él.

Genial el extracto!

Saludos.
SirThomas.

Agustina dijo...

Ah si, lo que vale es la ilusión, que ahumenta a medida que menos se concreta y uno sufre, y por el sufrimiento uno se vuelve famoso, bukowsky tiene una frase muy de la onda del escrito que dice "¿Qué puede hacer un poeta sin dolor? Lo necesita tanto como a la maquina de escribir"

César dijo...

Sir, ojalá asi sea!! No tiene desperdicio. Gracias. Saludos.

Agustina. Es cuando se escribe desde la insatisfacción, es un canal que a mi me gusta mucho. Lo noto más sincero que otros. Aunque Dolina parece ser un tipo bastante menos infeliz de lo que parece dicho sea de paso. Gracias por pasarte!!! :) Saludos.