14 jul. 2010

No es una lástima?

En el blog de FedeBillie mencionaba hace instantes que ayer mientras volvía del trabajo a mi casa con gripe y moqueando terriblemente por culpa de este frío de mierda me crucé a eso de las 18:20/25 en la famosa esquina de Corrientes y Callao con la marcha anaranjada en contra del matrimonio homosexual/"a favor de la familia, la mami, el papi, la nena y su cumple de 15 y el nene y su debut sexual a los 13 con una trola y compra de auto a los 18" (?). Como mi camino suele seguir el semáforo terminé siguiendo con la marcha. En esas cuadras hasta la av. Rivadavia vi mucha gente joven "apoyando" la causa, contrastando con mi opinión sustancial sobre este tema en particular que refiere en sí a una problemática generacional (es posible que hable sobre esto en otra ocasión más oportuna).

Prefiero no describir a las personas que vi para no correr el riesgo de ser calificado de clasista o algo por el estilo pero sí puedo hacer notar lo que veía en la mayoría de los jóvenes. Vi en ellos como algo de desconcierto, algún tipo de confusión, como diciendo "qué estoy haciendo acá?" y al mismo ritmo concluyente de exclamar un "vamos al Mc de ahí enfrente!" por el que está en Mitre y Callao y como si nunca hubiesen conocido la zona. La hago corta mejor...

No vi convocatoria, vi imposición. No me suelo enojar con las cosas, en realidad suelo comprenderlas. La comprensión me provocó lástima, no por los que imponen, sino por los jóvenes, que dejan que se les impongan e incorporen con total firmeza hábitos, prejuicios e ideas y no se los ayude a comprender. Por poder ver el inminente futuro de cada uno de ellos en sus ojos y saber con una cruda certeza que van a sufrir con absoluta profundidad todos los cambios que eventualmente ocurran en sus vidas, todo por no aprender a comprender. Va más allá de esta situación en particular.

Pero qué mejor que un beatle para explicarlo como ellos saben, con una canción.



"Some things take so long
But how do I explain
When not too many people
Can see we're all the same
And because of all their tears
Their eyes can't hope to see
The beauty that surrounds them
Isn't it a pity?"

Y sí, no es una lástima?

3 comentarios:

Conta Dora dijo...

Entiendo bien lo que querés decir...
Mi FB tenía un 20% que me invitaba a la marcha anaranjada y otro 20% que me invitaba a la marcha multicolor.
Las chicas de la marcha anaranjada, criadas en familias reprimidas, en uno de los casos, con violencia familiar por parte del padre (denuncia policial hecha y todo... Córdoba no es muy grande y nos conocemos todos), que a una la tratan de puta por quedarse a dormir en lo de su novio (o hasta por usar una falda por encima de la rodilla), pero si ellas lo hacen, está perfecto porque "no pecan al no tener sexo" (claro, meterse el amiguito del novio en la boca es aceptado).
O sea, repiten como loros lo que la iglesia y la familia les enseña, pero al momento de llevarlo a la práctica, no pueden, es como una doble moral que tienen para sentirse bien con el mandamiento de Dios y sentirse bien consigo mismos...
Como le decía ayer a mi madre "yo estudiara en la Católica, me tomo el día para dormir una linda siesta".

Besos!

SirThomas dijo...

Buen post, Cesc.

Me gustó mucho lo que escriste en otros lares sobre la cuestión generacional.

Saludos.

César dijo...

Sir, algún día voy a escribir al respecto, estoy esperando la oportunidad. Abrazo.

Conta, tremendo lo que contás y es así, es esa constante contradicción lo que hace que sean fácilmente cuestionables las posturas que toman ante diversas situaciones, como por ejemplo y sin ir más lejos, la que dio origen a la ley. Besos.