1 sep. 2009

Cuando el color del cielo cambia

Desde hace unos días, comencé a charlar de nuevo (por MSN claro) con alguien que no lo hacía desde hace mucho, más de un año me parece o casi dos, pero de cualquier manera, hablo de mucho tiempo. Recuerdo que solía hablar bastante con ella, a tal punto que teníamos nuestros "códigos" y todo eso que suele suceder cuando uno habla bastante con alguien. Fui a verla algunas veces, no vivía cerca, pero tampoco demasiado lejos, la pasamos muy bien pero por algunas razones no pude ir a verla más y ella tampoco vino para donde yo vivo. Con el tiempo dejamos de hablarnos (porque ella no se conectaba en el horario que lo hacía yo) y quizás nos mensajeábamos con los celulares pero no mucho más, tampoco habían charlas por teléfono salvo alguna que otra vez. Pasó el tiempo y se género un distnciamiento cada vez más grande, hasta estos días.

En las actuales charlas, actualización va actualización viene noté que existía algún tipo de forma que antes no notaba o que no existía en aquellos tiempos, hasta que llegó el momento en el cual ella mencionó que cambió bastante, que simplmente surgió, que ya no se reía fácilmente y que ya no hacía reir como antes, ante cierta desilusión de mi parte pregunte si ella se sentía cómoda con el cambio y me dijo que no lo estaba, finalmente se despachó con un "fue un madurón de golpe", por cuestiones de tiempo la charla terminó allí pero lógicamente me quedaron muchas preguntas por hacer... supongo que si vuelvo a hablar con ella voy a insinuar charlar sobre este tema y finalmente hacer esas preguntas.

Lo del "madurón" ciertamente me llamó la atención, me hizo recordar a este post en el que me preguntaba cuándo había dejado de ser un adolescente. Qué preguntas podría tener el eventual lector sobre esta situación?

Un post que me sorprende incluso a mi ya que no suelo hacer posts de este tipo, contando cosas mías y de otras personas tan... abiertamente digamos e incluso, hasta cierto punto, haciendo conjeturas, ya que no es un tema terminado, pero no podía dejar de mencionarlo.

No hay comentarios.: