24 sep. 2009

Crisis de edad o de información?

La crisis de la mediana edad es un tema que se está volviendo bastante popular y está convenido que dicha crisis se puede encontrar en el período entre los treinta y cinco y los cuarenta y cinco años (aunque ahora dicen que se fue hasta los cincuenta... qué se yo, creo que la imagen se ve bien).

El tema de discusión principal no parece ser la edad propiamente, al menos por lo que pude charlar, sino que la discusión principal pasa por las razones por las cuales se da esta crisis, supuestamente son momentos en los cuales surge una profunda sensación de frustración, inseguridad y confusión, todos dados por la experiencia de vida que se haya llevado hasta esos momentos.

En la charla que tuve con unas personas, me dijeron que esas sensaciones vienen de los matrimonios frustrados, de no tener objetivos claros o de tenerlos, pero limitados siendo finalmente destruidos y de sueños frustrados, después, están los relacionados con la edad como aumentar de peso, la caída del pelo, arrugarse, menopausia, etcétera. Si bien acepto que esas razones que me mencionaron influyen en la crisis me parece que hoy en particular hay otro elemento que juega y que para mi, es el más influyente. Yo creo que el actual exceso de información es un elemento esencial para generar crisis en las personas de mediana edad (y de cualquier edad ya que estamos). La cantidad de información que las personas (sin importar la edad) tienen es casi infinita hoy, uno puede conocer el lugar que quiera, puede conocer y aprender lo que sea, puede conseguir lo que sea, puede ser lo que sea, las personas nunca tuvieron tantas posibilidades juntas como ahora, esto me hace pensar que profundiza esos sentimientos en la gente de ese rango de edad, se ve con mayor resentimiento (o resignación si se quiere) lo que logran las personas más jóvenes y mucho más, la cantidad de cosas que logran y la facilidad con la que se logran. El exceso de información les confirma que pudieron haber logrado o conocido muchas cosas, pero simplemente no tenían conocimiento de ellas, esto, es igual a un baldazo de agua fría y en mi opinión, solidifica la crisis, por lo tanto, lo creo un elemento esencial.

No me parece que una crisis sea algo malo, de hecho, como suele usarse popularmente, "una crisis es una oportunidad" diría el manual de management o libro de autoayuda (?), creo que es un momento para reflexionar y darse un nuevo rumbo gracias al exceso de información, creo que la gente de esas edades nunca tuvo la posibilidad de filtrar información, saber lo que uno quiere y tratar de lograrlo, creo que ese puede ser un buen comienzo (y creo que es el que generalmente se da en las personas que reaccionan ante la crisis). Ustedes (?) que creen, es una oportunidad o hay que aceptar que hay que empezar a caminar por la cornisa (?)? Creen que hayan otros factores? Qué opinan del tema? Realmente existe tal crisis o es otro invento del marketing para vender libros de autoayuda (?)? (no espero que hayan muchos comentarios, pero lo leí y me pareció joya (?)).

2 comentarios:

SirThomas dijo...

Es un tema muy amplio y complejo y uno no sabría por dónde empezar, aunque comenzaré diciendo que hay ciertas ideas que pueden acercarse a alguna pseudo verdad, o conclusión cercana, y tiene que ver con lo variado de las ofertas que se pueden encontrar hoy día en cualquier aspecto, sea de estudio, trabajo o placer.

Ahora bien, si se hablamos de la crisis que vos mencionás, en las edades a las que hacés alusión, poco puedo aportar desde la experiencia vivida, pero sí concuerdo con lo que mencionaba en el primer párrafo: el exceso de oferta.

Todo lo cual no agrega mucho a lo dicho en el post, pero al menos suma una opinión :P

Incluso, algunas cuestiones, relacionadas con la información, influyen cada vez más rápido en personas de menor edad, conforme se avanza en múltiples cuestiones.

Fijate vos que, hablando con la gente de la oficina, a veces surge esa contradicción de sentirse joven y viejo a la vez; por un lado, se es "bastante" joven por aquello de que algunos límites etarios se han corrido (dicen algunos que la famosa crisis de los 40 se corrió a los 50 y ejemplos similares) y por otro lado, se tiene la sensación de que algunas cosas no se pudieron aprovechar, o no estaban en la oferta cuando uno tenía 7-10 años menos, lo cual, en algunos casos, genera esa frustración de la que hablás, aunque en un sentido más acotado si se quiere.

Bueno, no se si aporto mucho, quizás vuelva más adelante, porque es un tema para reflexionar largo y tendido.

Saludos.

César dijo...

Creo que mencionás algo que en mi opinión es lo que "tira para adelante" la cuestión de estirar la edad en la cual empieza "la crisis", que es esa situación de exceso de oferta de información y oportunidades en jóvenes.

Sí, en realidad el post es un resumen de uno que había hecho antes y que era larguísimo, si ya de por sí no lo lee nadie ahora imaginate si fuese más largo jajaj :P .

Un abrazo Sir y gracias por pasar como siempre.