30 jul. 2006

Ahogo

Qué necesidad hay de taparse tanto? Porqué este ambiente no lo siento como mío si supuestamente soy análogo al mismo? Porqué a alguien que quiere o que dice que quiere a los sentimientos le gusta todo este contexto? Las interminables nubes de matices oscuros que no tienen sentido; las enfermedades; el viento que pega y que duele, que no acaricia, que no permite moverte, gritar, gritarte; la lluvia que no te moja, que no te refresca sino que te derrumba, te presiona, sus consecuencias; el amplio etcétera... No comprendo la necesidad de la necesidad, veo como de extrema contradicción esa excusa sobreviniente en aquellos que gustan de esta naturaleza, qué más añoro que sentirse o querer sentirse libre, abierto, cuando uno en la cotidianeidad simplemente no puede o no quiere; ese sería un argumento válido.

Ahora entiendo y hasta comprendo en la siempre silenciosa bronca porqué no me gusta el frío.

6 comentarios:

Nowhere Man dijo...

Alguien habrá visto al cielo hoy? No se para qué pregunto, este blog volvió a la normalidad...

Nacho dijo...

A mí no me gusta el frío desde que me quedé sin gas por un par de días en invierno. Ahí me di cuenta realmente de lo que era el FRÍO. :P

Nowhere Man dijo...

jajajjaa!! Viste! Hasta te podrías haber muerto (?) por un escape de gas o algo así, el frío no sirve para nada jajaja :P .

nemesis dijo...

Los motivos que me llevan a adorar el invierno se reducen a unos pocos que muchas personas nunca entienden. El calor me hace mal. Eso ya es suficiente como para que no me sienta atraido por él. Pero además, y tal ves sea causa de lo que mencione antes es que soy una persona muy calurosa. Incluso en invierno me pueden llegar a ver solo con una remera, o muy desabrigado. Por ende, el clima que hizo estos dias me parece el mejor *para mí*.
En verano no duermo, no puedo viajar en medios de transporte publico, no puedo estudiar, los mosquitos me molestan, transpiro muchisimo y realmente no puedo estar.
En fin, siempre seré el inentendido, el raro....

Andita dijo...

Sentimos lo mismo, Cé... Creo que por los mismos motivos el frío no es para mí, lo sufro muchísimo.

Nowhere Man dijo...

Alejandro: tu necesidad por lo que veo es más fisiológica que sentimental, a mi me choca la gente a la que le gusta el frío por cuestiones sentimentales que por cuestiones como las que nombrás. Que no tienen en cuenta lo que genera fisiológicamente el frío por justificarlo con un falsísimo (?) sentimiento. Yo al menos, la entiendo a tu necesidad.

Andy: :) .